Escultura Torso – Fuerteventura

En el pintoresco enclave de Puerto del Rosario, Fuerteventura, se despliega una rica colección de esculturas que deleitan y provocan la imaginación de aquellos que las contemplan. Entre las obras que capturan la atención en este entorno se encuentra un imponente torso en bronce, una creación singular que forma parte de la serie «Torsos» del renombrado escultor Carlos García Muela.

Nacido en Tetuán en 1936, Carlos García Muela emergió como una figura destacada en el mundo del arte, dejando una huella significativa a lo largo de su carrera. Su formación en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Tetuán sentó las bases de un viaje artístico que se expandiría a través de diferentes medios y materiales. Inicialmente, sus esculturas en piedra arenisca reflejaban una conexión profunda con las ruinas y monumentos romanos, inspiración que evolucionaría con el tiempo.

La serie «Torsos», iniciada en 1970, marca un punto culminante en la carrera de García Muela. Estas esculturas, impregnadas de un marcado clasicismo, revelan una expresividad única que captura la atención del espectador. El «Torso» ubicado en la Avenida Marítima de Puerto del Rosario, con su musculatura distintiva que evoca las esculturas clásicas de la antigua Grecia, es un ejemplo magistral de esta serie.

Lo más intrigante de la obra de García Muela es cómo el torso se presenta como una coraza, como una prenda colgada en un perchero. Esta representación sugiere una reflexión profunda sobre el poder y la fuerza en la sociedad contemporánea. Más allá de la estética visual, invita a cuestionar nuestras percepciones sobre la victoria y el poder en el mundo actual.

El uso de la técnica de cera perdida revela un armazón interior, como vigas de madera, que desvela los secretos de la fuerza que yace en su máquina corporal. Este enfoque meticuloso y único caracteriza la obra de García Muela, quien experimentó con materiales y técnicas para expresar su visión artística.

A lo largo de su carrera, García Muela recibió el reconocimiento unánime de la crítica y numerosos premios nacionales e internacionales, destacando su habilidad para fusionar la expresión artística con temas contemporáneos y universales. Su participación en exposiciones colectivas junto a figuras consagradas resalta su integración en el círculo artístico de élite.

El legado de Carlos García Muela trasciende fronteras y continúa resonando en galerías, museos y corazones de amantes del arte en todo el mundo. Su pasión por la escultura y su dedicación inquebrantable a su arte lo han convertido en un visionario escultor cuyo impacto perdura más allá de su vida.

El «Torso» en la Avenida Marítima de Puerto del Rosario es más que una escultura; es un testamento del talento y la creatividad de Carlos García Muela, quien desafió las convenciones artísticas y exploró las profundidades del poder y la belleza a través de sus obras maestras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *